© 2017 WIPco®. All rights reserved 

Ask about FSC® material.

popcorn

POCHOCLO


Las palomitas de maíz, millo, rositas de maiz, pochoclos, pururú, pop, canchita, canguil, pororó, cotufas, gallitos, poporopos, crispetas, maíz pira, chivitas, cabritas de maíz, maiz tote, pipocas, rosetas, rosas, roscas, tostones, o cocaleca son un aperitivo muy conocido el cual acostumbramos a comer en el cine o simplemente al ver una película pero ¿como se inventaron? . Abajo la historia 

En 1948 en cuevas de muercielagos de Nuevo Mexico se hallaron palomitas de maíz, que fueron datadas del 3600 a.C.

En Colombia durante la época precolombina los habitantes las hacían como pasabocas en las fiestas de las ciudades, acompañadas de chicha u otra bebida. 

TABLA HANG

 Durante la época colonial, los conquistadores encontraron restos de palomitas en tumbas de hacia más de 1500 años, sin embargo luego investigadores descubrieron que estas se hacían ya hacia más de 5000 años A.C. 

 

En la costa atlántica para el año 1500 habían desarrollado nuevas técnicas para darle un sabor dulce a las palomitas, los nativos agregaban sacarosa proveniente de caña de azúcar molida. 

 

En Mexico en las ciudades prehispánicas se vendían a granel como leguminosas y se llamaban momochtli (en idioma nahuatl). Se preparaban en el momento, introduciendo maiz en ollas de barro muy calientes, o poniendo granos sobre ceniza ardiente. 

En Peru, las culturas preincaicas ya elaboraban palomitas de maíz bastante antes de la llegada de los españoles, al haberse encontrado en tumbas restos de ellas con 1000 años de antigüedad. Arqueólogos también encontraron ollas para palomitas de maíz pertenecientes a la Cultura Mochica que datan de 300 D.C. En 1942, Cristobal Colon notó que los aborígenes americanos hacían sombreros y corpiños con palomitas de maíz, que vendían a los marineros. Alrededor del año 1612, los exploradores franceses documentaron que los indios iroqueses hacían explotar maíz en potes de arcilla, utilizando arena ardiente.

 

 

También informaron que durante una cena iroquesa, se consumía cerveza y sopa hechas a partir de palomitas de maíz. Los primeros colonos estadounidenses comían palomitas de maíz en el desayuno, con azúcar y crema.

 En 1885, Charles Cretors (de Chicago, EE. UU.) patentó la máquina comercial para fabricar palomitas de maíz. 

 

 

 La costumbre de comer palomitas en los cines se puso de moda en Estados Unidos desde 1912. Porque explotan las palomitas de maiz: Como todos los granos de cereales, cada grano de maíz para palomitas contiene una cierta cantidad de humedad en su endospermo (núcleo almidonado con

hasta 90% de almidón). A diferencia de la mayoría de los otros granos, la

corteza externa o pericarpio, es muy gruesa e impermeable a la

humedad. A medida que el grano es calentado más allá de su

punto de ebullición (100 C), hasta los 175 °C, el agua dentro

del grano empieza a convertirse en vapor, generando

presiones internas de hasta unas 9 atmosferas. En la mayoría

de los granos (incluyendo los granos defectuosos del maíz para

palomitas), este vapor escapa tan rápido como se forma, pero en

los granos del maíz para palomitas, el vapor no escapa debido a lo

grueso e impermeable del pericarpio (corteza) que lo mantiene sellado, pero la

presión interna llega a tal punto que la corteza no puede contenerla y ocurre una pequeña explosión. La fuerza de la explosión voltea al grano de adentro hacia fuera, es decir el contenido del núcleo es expuesto. Pero aún más importante, debido a que la humedad se encontraba uniformemente distribuida dentro del núcleo almidonado, la expansión repentina de la explosión convierte el endosperma en una especie de espuma, la cual le da a las palomitas su textura única. Existen dos explicaciones para aquellos granos que no revientan después de haber sido expuestos a altas temperaturas. La primera es que los granos que no reventaron no tenían la suficiente humedad para crear el vapor necesario para explotar. La segunda explicación, de acuerdo a la investigación realizada en el 2005 por el Dr. Bruce Hamaker de la Universidad de Purdue, los granos que no explotan pueden tener la corteza agujereada, que también impide que se genere la presión suficiente para que revienten. 

Ingredientes

Pochoclo
100 gr. de maíz pisingallo
Aceite en cantidad necesaria

 

Caramelo

  • 200 gr. de azúcar

  • 35 gr. de manteca (mantequilla)


  • 50 gr. de glucosa


  • 6 gr. de bicarbonato de sodio

  • Agua cantidad necesaria

  1. Untamos con aceite el bol que usaremos para mezclar los pochoclos con el caramelo, al igual que las espátulas a utilizar.

  2. Realizamos el pochoclo: colocamos aceite en una olla alta con tapa. Agregamos el maíz, tapamos la olla y movemos la misma hasta sentir que el ruido del maíz explotando haya casi desaparecido.

  3. Hacemos el caramelo: colocamos el azúcar, la glucosa y la manteca en una olla. Cubrimos el azúcar con agua, no mucha, solo hasta ver que el azúcar esta mojado.

  4. Dejamos que se cocine, hasta ver que en el borde de la preparación cambia de color. Revolvemos, y agregamos el bicarbonato de sodio.

  5. Rápidamente volcamos el caramelo sobre el pochoclo y revolvemos. Luego, esparcimos el pochoclo acaramelado sobre planchas de siliconas o papel manteca hasta que se enfríe.

  6. Listo el Pochoclo acaramelado!